Perdemos vida

Vivimos en la conformidad, en la del no esfuerzo.

¿Dónde hemos dejado el significado de nuestra vida?

¿Dónde hemos dejado nuestro sentido de vivir?


Hacemos, estamos, pero no somos.

Nos quejamos para tapar lo que no estamos siendo. Para esconder la cobardía de no vivir, de no arriesgar por lo que sentimos, por no escucharnos, por no buscar nuestro propósito, por no saber tan siquiera que queremos o cómo queremos vivir.


Vivimos a medias.


Hacemos vidas rutinarias, trabajamos en lugares que no nos motivan que no nos inspiran, que no nos impulsan a crecer, a BRILLAR.


La vida tendría sentido si se la damos, si lo buscamos, si lo buscamos dentro de nosotrxs mismxs. El sentido de nuestra vida depende de la intensidad y de las ganas que queramos inconformarnos.


En esa inconformidad de averiguarte, de sentirte, de encontrarte más allá de las excusas victimizarás del no puedo.


Recuerda que en esa inconformidad es donde puede nacer la posibilidad de mejora.


Y desde ahí, podremos florecer nuestro sentido de vida, ese sentido que no es que vivas, es que te sientes VIVX.

8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

"Lo que no nos pertenece, no hay qué preocuparnos"

Depende de cómo veamos una portada de una película nos motivará para verla. Al igual si tiene buenas críticas aún más querremos ir a verla. - La personas somos como una portada, podemos ser juzgadas s