Soltar para liberar(te)

Suelta lo que te ate

Suelta lo que limite tu crecimiento

Suelta lo que no te permita ser

Suelta lo que te desenfoque de ti.


Muévete por donde puedas radiar,

Muévete donde no te corten las alas,

Muévete donde puedas brillar más allá de tu propia oscuridad.

Donde te impulsen para alzar al vuelo.


Nadie debe condicionar tu ser,

Nadie tiene el poder sobre ti,

Porque nadie eres tú y ese es tu poder.


Si lo permitimos estaremos retrocediendo de todo aquello que podemos llegar a ser.

Nos estaremos alejando de quiénes somos. Dando el mando de nuestra vida a esas personas que nos utilizan como marionetas.


Si tuviéramos el coraje suficiente para querernos por encima de nuestros miedos, nos daremos cuenta de que no merecemos migajas. Porque cuando nos queremos sanamente no nos conformamos con un amor a medias (de ningún tipo relación).


Te mereces personas acorde a tu misma sincronicidad, personas que te entiendan, que no te hagan sentir juzgadx, que te sumen, que te empujen cuando no puedas. Que te den una cachetada sin mano cuando necesites oír lo que no quieres escuchar, cuando no te estes valorando lo suficiente. Mereces personas reales y auténticas, personas claras y transparentes, personas que si te lanzas, no te intenten salvar, sino que se lanzan contigo.


No te alejes de ti por forzar esas relaciones.

Mereces personas valientes que se atrevan a ir más allá de la superficie, mereces personas que se atrevan a observar la profundidad de tus ojos y después, decidan quedarse.

I Sometimes Send Newsletters

© 2020 by IAN SUA.