• IanSua

Lucha mientras esperas.

No nos distraigamos por el ruido.

No dependamos de ese eco del sistema que nos intenta colisionar las mentes.

No nos ahoguemos antes de abrir el grifo.

-

Si sentimos que nos desenfocamos es cuestión de hacer un paron, reflexionar y cambiar de óptica.

-

Si luchamos tenemos dos opciones.

Si no hacemos nada, queda el vacío en nuestro interior y la pesadumbre en constante seguimiento.

-

Tomar (R)eacción: Despertemos la conciencia de lo que somos, de lo que queremos ser y hacia dónde queremos enfocarnos.

Tomar (A)cción: Precisar el enfoque hacia nuestra proyección.

Tomar (E)jecución: desarrollemos en silencio, cultivémonos en florecer nuestra semilla para tener la oportunidad de alcanzar nuestro propósito.

Tomar (V)isión: No limitemos nuestra mente. Condicionar nuestras propias metas, nos servirá para tomar la conciencia como “excusa limitante” para auto-destruirnos.

-

A caso, ¿somos masoquistas?

-

Luchemos mientras esperemos.

Pero no esperemos sin lucha porque la respuesta para llegar a tu propósito la tenemos en la capacidad de nuestra aptitud.

-

Dejemos de aferrarnos a las vendas que nos sosiegan ante un mundo que nos intenta dejar ciegos y nos manipula la visión.

-

Nuestro límite está dentro de nosotrxs.

Podemos proponernos lo que permitamos a nuestra "mente" fluir.

-

Todo es cuestión de enfoque.

-

Si no vemos con claridad cambiemos de plano.