Ian Suárez 

Artista multidisciplicar

Divulgador en RRSS 

Mindfulness

 ¿Quién soy?

Una pregunta que parece muy sencilla vista desde una mirada superficial,

pero siendo más profundo es de todo menos sencilla.

(: Aún así, allá va:

Soy una persona que desde muy peque era muy curioso con todo, todo lo preguntaba, todo lo quería aprender. Pero al mismo tiempo, fui una persona muy introvertida, me costaba mucho socializarme y hacer amigxs.

Fui una persona muy deportista, me encantaban todos los deportes en especial el fútbol cosa que fui aparcando poco a poco por como me hacían sentir cada vez que lo practicaba. Hasta cuarto de primaria fui muy buen estudiante, después de este curso me costaba centrarme en los estudios, ya que fue en la época que estaba descubriendo que me sentía incómodo que me vieran y me trataran como una "niña".

Por lo que, esto hizo que me enfocara más aún en los deportes (baloncesto, ciclismo, karate...) y socializarme mucho menos de lo que ya lo hacía, casi siempre jugaba mas solo que con alguien y me sentía mejor, quizá porque cuando estaba en soledad, era yo mismo.

Tuve "problemas" con los estudios porque los profesores se enfocaban en lxs alumnxs que aprobaban, sin pararse a averiguar, por qué pasé de tener buenas notas, a suspender unas cuantas. Y eso que realmente me gustaba, pero poco a poco me fui alejando de esas ganas que les comentaba al principio por saber y aprender.

Pase unos cuantos años después una época muy gris y con mucho dolor, no me apetecía ir al colegio porque realmente me sentía en un campo de batalla que "sobrevivía la persona más fuerte" y yo era de todo menos fuerte. Era muy sensible, tímido, y reservado. Tanto así que hubo una época que me rondaba en la cabeza la idea de tirarme por la ventana (literalmente), recuerdo que una voz en mi interior, sin saber muy bien de dónde procedía, me decía que yo podía superarlo que me esperaba una vida prometedora. 

Ha pasado muchos años, mucho dolor que se ha transformado en aprendizaje, pero sigo siendo esa persona sensible que curiosamente por protegerme y no sentirme vulnerado por el resto, estuvo mucho tiempo esa sensibilidad muy escondida dentro de mí.

Me protegí como pude, me llene de escudos, caretas, capas, mascaras e incluso, personalidades que no eran mías para salir vivo de toda aquella infancia y adolescencia. Y sí, sobreviví.

 

Una vez que logré empezar con mi propia vida, me perdí una y otra vez, dicen que para encontrarse es preciso perderse, que acertado.

Después de muchos tropiezos, la vida me dio la oportunidad de elegirme por encima de todo aquello que había pasado, por encima de todas aquellas cargas que llevaba a cuestas durante tantos años y que no eran mías. Me liberé en el momento que decidí soltar todos esos filtros que les comentaba para descubrir quién realmente aguardaba en mi interior. ¡Y qué ganas tenía de hacerlo!

En ese proceso, tan solo han pasado cinco años, y aún sigo descubriendo partes de mí que me sorprenden y que me enriquecen. Y así es la vida, ¿no? Nunca terminaremos por conocernos del todo y eso es lo maravilloso del camino porque siempre podremos estar en proceso de cambio, si lo permitimos.

Por ello, de alguna forma, la vida me ha llevado aquí y ahora. 

Empecé a crear contenido en RRSS como forma de desahogo para conocerme mejor a mí mismo en el proceso de la transición, sin darme cuenta que empezó a sumarse mucha gente que se sentía identificada conmigo. 

Esta experiencia me ha dado oportunidades muy heavys como soltar la timidez y expresar lo que siento, conocer personas maravillosas, aprender a socializarme desde otra mirada, crecer como persona, sentirme útil cuando ves que tu contenido ayuda a personas, sentir motivación e inspiración por seguir aportando contenido de valor y de calidad..

¡Sinceramente, el Iansito del cole jamás hubiera imaginado todo lo que le venía!

Quizá por lo que viví en mi infancia, observo la educación y me preocupa, veo las necesidades de la juventud que no se sienten protegidas y mucho menos, atendidas. Actualmente, doy charlas en los institutos desde un lugar muy cercano e intento que todas las personas adolescentes se puedan sentir cómodas y escuchadas. También en eventos, teatros y donde me llamen jeje. Pero con gente joven, me fascina.

Mi ansias por aprender y saber volvieron cuando todo empezó a tener un propósito y un para qué. De forma autodidacta me he dedicado a aprender sobre las emociones, la escucha del cuerpo, la meditación, el movimiento corporal...y actualmente estoy formándome en mindfulness para acompañar a toda persona que necesite parar y escuchar lo que aguarde en su interior.

¡Está siendo una viaje precioso! ¿Me acompañas?

 

¡Gracias por leerme!

¡Y si por lo que sea estás en un proceso complicado, te entiendo, te acompaño y te abrazo. Piensa que lo bueno es que todo es temporal tanto lo malo como lo bueno, por eso debemos de vivir más en el momento presente y disfrutar de las pequeñas cosas que la vida nos ofrece en forma de experiencia!